Vortexx
Aviones Defensa

El F-16V dispara por primera vez el AIM-120D

El programa de 455 millones de dólares, incluye importantes mejoras de capacidad como el radar de antena fija (AESA) APG-83, de misiles AGM-158B (JASSM-ER) y el nuevo AIM-120D.

Una suite de comunicación integrada y otras 42 mejoras de modernización, agrupadas en el Programa Operacional de Vuelos (OFP) M-series 7.2+ que ya está disponible para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF).

En conjunto, las actualizaciones traen consigo un alivio en la carga de trabajo para el piloto, una mayor precisión de las armas de apoyo aéreo cercano, una mayor letalidad y mejores tasas de efectividad de misiones proyectadas, según informa el capitán Justin R. Marsh, ingeniero jefe del programa.

Equipo de trabajo compuesto por el 309º Grupo de Ingeniería de Software, el Ala 53, el Centro de pruebas de la Guardia Nacional y miembros de la Base Aérea Eglin, posan luego de la exitosa prueba de disparo. USAF

Esta nueva mejora tiene un potencial para más de 600 F-16 Block 40/42/50/52 operados por la USAF, como también otro gran número fuera de los Estados Unidos.

Las oficinas del Programa del Sistema F-16, ubicadas en la bases aéreas Hill AFB, en Utah y Wright-Patterson AFB, en Ohio, son responsables del desarrollo y mantenimiento de las capacidades durante todo el ciclo de vida de la aeronave.

Los trabajos fueron administrados por el Grupo 309º de Ingeniería de Software, en conjunto con el Centro de Pruebas de la USAF, el Centro de Pruebas Operativas del Ala 53 y el Centro de Pruebas de la Guardia Nacional Aérea (ANG).

El desarrollo OFP M7.2 + comprometió el trabajo de más de 300 personas en siete distintas ubicaciones. Y el desarrollo interno cumplió con el 100 por ciento de los requisitos por el COVID-19. Los especialistas en logística de Hill AFB, pudieron superar con seguridad las restricciones mediante el uso combinado con teletrabajo.

En el aire

En la Base de la Fuerza Aérea Eglin, Florida, se administraron las pruebas en vuelo del F-16 en apoyo del programa M7.2 + , realizando más de 4.200 salidas que acumularon unas 4.600 horas de vuelo, incluida la participación en el ejercicio Northern Edge 2019.

El disparo de la más moderna generación del AMRAAM, el AIM-120D, se desarrolló con total éxito al tiempo que deja establecido que el programa permite realizar las misiones típicas del F-16, pero con mayor precisión y eficiencia de recursos.