Vortexx
Aviones Defensa Helicópteros

Comandos del Ejército de Chile entrenan con los Airbus H215 y C212

Como una muestra más de la polivalencia de las capacidades del Ejército durante la actual pandemia, la institución realizó en la última semana, dos ejercicios de abastecimiento aéreo, cuya finalidad es entregar elementos esenciales como agua, víveres o medicamentos a comunidades de difícil acceso, o bien, transportar enfermos donde la autoridad sanitaria lo requiera.

El primero de estos ejercicios lo realizó la Brigada de Operaciones Especiales (BOE) Lautaro, en un operativo diurno y nocturno de dos semanas de duración en el cual personal de la unidad efectuó un operativo de abastecimiento aéreo con carga externa en un helicóptero Airbus H215 (AS532) Cougar de la Brigada de Aviación Ejército.

H215 de la Brigada de Aviación Ejército en operativo junto a la Brigada de Operaciones Especiales Lautaro. Fotografía: Ejército de Chile

El comandante de la Compañía Logística y Administrativa de la BOE Lautaro, teniente coronel Rodrigo Silva, señaló que «el operativo permitió recuperar una capacidad del Ejército relativa al transporte de carga hacia zonas aisladas, hoy muy necesaria en medio de la crisis sanitaria que vive el país». En ese sentido, el oficial explica que una aeronave de ala rotatoria permite acceder a puntos complejos de la geografía, muchas veces apartados por la falta de caminos, la nieve, o la crecida de un río.

En el ejercicio participaron 20 especialistas de la unidad, más la tripulación del Cougar, quienes entrenaron en las dependencias de la BOE. Se prepararon diversas cargas logísticas, incluyendo productos básicos como agua y alimentos, o vehículos motorizados, por medio de plataformas de cargas con los correajes respectivos, llegando hasta los 4.500 kilos. «Como se trata de una operación distinta a la guerra y en el contexto de una emergencia, alcanzar un punto exacto de nuestra geografía con la ayuda requerida, puede constituir un gran alivio para la población o incluso salvar vidas», indicó el oficial Silva.

Personal de ejército, preparando una de las cargas utilizadas. Fotografía: Ejército de Chile.

En tanto, en Punta Arenas, el Ejército realizó otro ejercicio que incluyó el transporte y lanzamiento de carga y paracaidistas, desde un avión Airbus (CASA) C212-300 en el sector de Punta Prat (cercanías de la capital regional), con la finalidad de mantener al personal militar preparado para brindar asistencia a las comunidades más aisladas de la Región de Magallanes, zona del país que cuenta con más de 132.300 km2, desde Campos de Hielo Sur hasta Cabo de Hornos.

Paracaidistas y tripulantes delante de avión C212-300. Fotografía: Ejército de Chile

El Comandante del Pelotón de Aviación N° 5 Punta Arenas, teniente coronel Rodrigo Bravo, afirmó que el objetivo del ejercicio fue también recuperar una capacidad de lanzamiento de carga que no se efectuaba hace mucho tiempo, y hoy muy necesaria para las actuales capacidades del Ejército y del abastecimiento logístico de la V División. Asimismo, «se busca entrenar competencias en cuanto al empleo del medio aéreo, especialmente durante este período donde resulta fundamental brindar soporte a las necesidades de la población. Lo anterior no implica sólo la entrega de elementos sanitarios, sino también en el traslado de enfermos».

C212-300 siendo cargado. Fotografía: Ejército de Chile.

El comandante de la Compañía de Comandos N° 5 Lientur, mayor Ricardo Gómez, quien estuvo a cargo de los saltos, puntualiza que el ejercicio se desarrolló durante dos días, en los cuales un contingente perteneciente a la BOE Lautaro saltó con todo su equipamiento y cargas de más de 200 kilos desde 1.200 pies (370 metros aprox.). «En este ejercicio también saltaron enfermeros militares de combate, ya que, en caso real, este último personal puede asistir a personas enfermas o que requieran de alguna asistencia médica».

C212-300 durante lanzamiento de paracaidistas en la zona austral. Fotografía: Ejército de Chile.

Es así que, mediante estos ejercicios, el Ejército refuerza las capacidades inherentes a su misión en el área de la Defensa, pero que, en esta emergencia, pueden ser empleadas en beneficio de la población que habita en zonas alejadas de los centros poblados.