Vortexx
Destacados Industria Reportajes Transporte

A. Barreira: «En Airbus tenemos pedidos por más de 650 aeronaves en la región»

El actual Presidente de Airbus para América Latina y el Caribe, Arturo Barreira, conversó en exclusiva con el equipo de Vortexx para referirse a los efectos que ha dejado la pandemia de Covid-19 para la gigante aeroespacial europea, tanto en el plano regional como mundial. Además, destacó los esfuerzos de conducción del principal fabricante de aviones comerciales de Europa para gestionar los pedidos versus la producción, la relación con los clientes y la seguridad que ofrece a los pasajeros para mantener en curso los vuelos para transportarse tanto dentro como fuera de los países.

Arturo Barreira, Presidente de Airbus para América Latina y el Caribe. Airbus

«Estamos apoyando a nuestros clientes durante estos tiempos difíciles y estamos constantemente intentando encontrar nuevas soluciones para acomodarnos a estos tiempos», señaló Barreira sobre cómo enfrentar el escenario de incertidumbre de la región. Airbus ha apoyado los esfuerzos que está realizando la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), quienes, por su parte, han representado a la industria resaltando la gravedad de la crisis ante los gobiernos de la región con el fin de mantenerlos informados sobre las consecuencias de esta crisis sin precedentes hacia la opinión pública.

Actual demanda regional

Los clientes del mundo aéreo dentro de América Latina y el Caribe han sufrido un fuerte impacto de la pandemia teniendo países que, a la fecha, comienzan a establecerse dentro del grupo de 20 naciones con mayor cantidad de infectados. En consecuencia, la contracción de los operadores ha llevado a encaminar la relación desde otro ángulo: «Estamos adoptando un enfoque realista para administrar de manera proactiva nuestra cartera de pedidos y para que nuestro cronograma de entrega coincida con nuestra mejor comprensión de la demanda, y así, podremos cumplir con los compromisos con nuestros clientes. Los detalles de las conversaciones con nuestros clientes son confidenciales», señaló Barreira para Vortexx.

Por otra parte, el máximo ejecutivo de Airbus para la región enfatizó en que «a finales de abril, nuestra cartera de pedidos ha sido de 7.645 aeronaves a nivel mundial. Y desde enero 2020 hemos entregado 136 aviones a 51 clientes. En cuanto a América Latina, se han vendido más de 1.050 aviones y en Airbus tenemos una cartera de pedidos que supera las 650 aeronaves, dentro de los cuales hay una gran cantidad de aviones de pasillo único».

Aspectos determinantes para la producción

«Estamos ayudando a las autoridades brindándoles orientación ya que debemos encontrar el camino más inteligente de aquí en adelante. Esto es un tema de la industria entera y estamos tratando de desempeñar un papel determinante dado que nuestra misión es conectar a las personas con todos los países» informó Barreira sobre cómo se plantean el manejo de prevención sanitaria en los aviones. En cuanto a las actuales medidas de producción que adopta la compañía, agregó que «nuestras aeronaves están diseñadas de acuerdo a todas las regulaciones de aeronavegabilidad proporcionando el más alto nivel de calidad del aire de la cabina, además de estar diseñadas para evitar la contaminación del mismo en condiciones normales de operación».

Desde Airbus explican que, en conjunto a socios de la industria y otras agencias reguladoras, cumplen una rigurosa labor de examinar continuamente todos los aspectos de cómo los entornos de cabina impactan en la salud de los pasajeros. Esta investigación ha incluido y determinado aspectos desde el efecto de la iluminación en el desfase horario hasta la limpieza del aire de la cabina, siendo estas algunas de las propiedades más determinantes para el actual diseño de sus cabinas.

En este aspecto, Barreira sostuvo que «el aire limpio siempre ha sido una prioridad en el diseño de nuestras cabinas de aviones, respondiendo a ser una mezcla de aire fresco, extraído del exterior, y aire que ha pasado a través de filtros extremadamente eficientes que eliminan hasta el 99,9% de partículas, bacterias microscópicas y grupos de virus. Se ha demostrado que estos filtros, llamados High-Efficiency-Particulate Arrestors (HEPA), proporcionan un aire que cumple con los estándares establecidos para los quirófanos de los hospitales».

Los aviones de Airbus evitan la propagación de sustancias tóxicas y microbios dentro de la cabina con una serie de elementos indispensables, siendo que, además de los ya mencionados, los más determinantes cumplen la labor de renovar cada tres minutos el aire a través de filtros, y cumplir con el monitoreo y control permanente del flujo de aire de la cabina; presión, temperatura y calidad.

El aire en la cabina está controlado y monitoreado en todas las fases de vuelo, sin embargo, en vuelo crucero (aproximadamente a 10.000m) las condiciones atmosféricas tienen características especiales con temperaturas que rodean los -50º Celcius, y un aire muy seco y de bajas concentraciones de oxígeno. Aquí es donde destaca la utilidad de la nueva tecnología implementada para filtros de aire porque procuran proporcionar una adecuada temperatura, presión, aumento de oxígeno, humedad y calidad (sin olor, virus, microbios y bacterias). Por consiguiente y al abrir las puertas después del vuelo, el aire es más limpio que después de cerrar las puertas antes del despegue.

Existe una combinación adecuada entre aire nuevo y reciclado. Este sale por galeras y baños para renovarse, mientras que al nivel del asiento hay un constante flujo descendente del aire que se mueve constantemente hacia abajo, fluye desde la parte superior, se aspira por el piso y desde allí se transporta a los filtros HEPA altamente eficientes para luego inyectarse de nuevo en la cabina. En este último proceso el aire de intercambia y filtra por completo cada 2-3 minutos, donde no hay flujo de aire de izquierda – derecha o frontal – posterior, ni contaminación cruzada.

«Este es un tema global de toda la industria, no solo relacionado con el sistema de aire acondicionado de la aeronave, sino también con la operación de la aeronave y el aeropuerto. El riesgo debe ser controlado por una compilación de medidas», añade el ejecutivo mientras especificó que «IATA proporciona una gran cantidad de información sobre el enfoque de la industria sobre este tema».

Capacidades y proyección

En relación al aumento de la versatilidad de los aviones Airbus enfrentados a un escenario que actualmente mantiene una mayor demanda en transporte de carga y elementos médicos por sobre pasajeros, Barreira aseguró que «estamos apoyando a nuestros clientes durante estos tiempos difíciles y estamos constantemente intentando encontrar nuevas soluciones que les permita generar ingresos para su flota». Asimismo, aseguró e indicó que «Airbus anunció recientemente el desarrollo de una modificación para los aviones de las familias A330 y A350, que permitirá a las aerolíneas instalar pallets de carga directamente sobre los rieles de los asientos de clase Economy, en el suelo de la cabina».

Además, dio paso a explicar que «esta solución puede contribuir a la continuidad operacional de las aerolíneas junto con aliviar la escasez global de capacidad de carga en la bodega, producto a la inmovilización generalizada de aviones de largo alcance a causa de la pandemia de COVID-19. Encima, ayudará a la industria a hacer frente a la gran demanda de vuelos humanitarios para el transporte inmediato de grandes cantidades de equipos médicos y otros suministros a destinos de larga distancia».

Como indicó Airbus en los resultados del primer trimestre, «se requiere más claridad sobre la profundidad y la duración de la crisis: ¿será un impacto corto y agudo y una recuperación rápida, o bien será más lento y prolongado? El escenario del segundo semestre lo podremos visualizar de mejor forma en las próximas semanas, es ahí donde esperamos tener una mejor idea sobre la forma de la crisis y la recuperación» detalló el alto ejecutivo.

En el actual escenario, donde los operadores y fabricantes han establecido conversaciones con los respectivos gobiernos, Arturo Barreira se limitó a sostener que «tenemos un diálogo normal con los gobiernos de nuestras naciones de origen. Estas conversaciones no son de naturaleza pública, por lo que no hacemos comentarios al respecto». Sin quedar ajeno a la situación, agregó que «sin embargo, nuestra prioridad está con nuestros clientes por lo que Airbus celebra los compromisos anunciados por muchos gobiernos para rescatar tanto a las aerolíneas como a los proveedores, que no pueden superar esta crisis por sus propios medios».

Operaciones

Sobre si hay cambios de configuración express para los aviones que operan hoy, declaró que «ya estamos viendo cómo la industria está adaptando sus procedimientos para poder facilitar el transporte de pasajeros en estos momentos. Ahora bien, hemos visto que se han adoptado medidas como; encender la ventilación antes de que los pasajeros aborden el avión (y no sólo cuando se esté rodando para despegar), se han adaptado y reorganizado el uso de los maleteros superiores de la cabina, implementado un fuerte protocolo de higiene para mantener manos limpias, se ha dado paso a evaluar la forma en cómo se sirve la comida de los pasajeros, en algunos casos hemos visto nuevos procedimientos de limpiar el equipaje de cabina antes de abordar o de obligar a las personas a colocar el equipaje debajo de su asiento (o en la bodega de carga), e incluso se ha conseguido la implementación de embarque/desembarque secuenciado, garantizando así los flujos de pasajeros de forma controlada».

Además, el presidente de Airbus para América Latina y El Caribe fue enfático en señalar que «esta pandemia no tiene precedentes. Nuestros clientes de aerolíneas y socios de la cadena de suministro han sido fuertemente impactados por la crisis de COVID-19. Nuestros equipos comerciales están en continuo diálogo con clientes y operadores. La situación todavía está evolucionando», asegurando que el eje es devolver el ánimo para que se continúe volando. Si bien son determinantes estos factores, según declaró Barreira, la necesidad en potenciar las energías de forma interna es fundamental «pero queremos reforzar la confianza de los pasajeros al asegurarles que la seguridad siempre ha sido la mayor prioridad en la aviación y durante décadas, nuestra industria ha demostrado su capacidad para gestionar los riesgos de una manera profesional, innovadora y coordinada a nivel mundial».

Sobre la visión compartida con la industria de manera transversal, en relación a la actual crisis, señaló: «Esta situación que vivimos no tiene precedentes. Necesitamos tener más claridad sobre la profundidad y la duración de la crisis, pero parece que será más prolongado de lo que quisiéramos. Hoy Airbus tiene un fuerte enfoque en igualar la producción con la demanda y la contención de efectivo de la compañía».