Vortexx
Defensa Destacados Reportajes

Transportes tácticos turbohélice: Una herramienta indispensable

Contar con una flota de aviones de transporte medianos, capaces de operar en condiciones geográficas difíciles, es parte de los planes de la aviación militar de la región. Durante la pandemia del Covid-19 han tomado un papel fundamental en el transporte de pacientes e insumos que los vuelven a elevar en la escala de prioridades gubernamentales.

Los transportes medianos han ido evolucionando acorde a los distintos escenarios que se han presentado. Uno de los más destacados ha sido Asia, donde la envergadura y frecuencia de los conflictos armados ha generado su principal mercado, que desde el extremo oriente viene aumentando sus capacidades militares por razones estratégicas. Mientras que en Oriente Medio, la situación de conflicto permanente requiere de una constante inversión para suplir y aumentar los despliegues, lo que ha llevado a estas aeronaves incluso a transformarse en plataformas de vigilancia y reconocimiento, y ataque con artillería y misiles. Por ello, no solo es importante transportar carga a lugares difíciles, sino que poder realizar misiones de apoyo aéreo cercano, seguridad, extinción de incendios y transporte sanitario. Lo anterior ha ido planteando las bases para la cual estas aeronaves deben estar adaptadas.

Hoy, cuando el mundo se enfrenta a la mayor pandemia sanitaria de los últimos 100 años, la aviación militar, principalmente de transporte, asumió el rol fundamental de llevar pacientes en diferentes categorías de gravedad, lo que ha dado muestras de cómo estas aeronaves son fácilmente adaptadas como salas de cuidados intensivos, pudiendo transportar personas en cápsulas de aislamiento y ventiladores mecánicos de transporte, elementos clave para el traslado de contagiados con enfermedades altamente infecciosas, como es el caso del Covid-19.

El Airbus C295 es el transporte táctico más vendido de la región, con México, Colombia, Ecuador, Brasil y Chile como operadores. Cristobal Soto Pino
El Leonardo C-27J Spartan, ha sido incorporado por la Secretaria de la Defensa Nacional de México (Serena) y la Fuerza Aérea del Perú (FAP). Leonardo Company

Además, su uso no solo involucra el transporte de pacientes, en mayor medida, su capacidad de operar con un menor despliegue de elementos terrestres le han dado una gran cantidad de vuelos en transporte de insumos médicos y personal especializado, pasando por ventiladores mecánicos, guantes, mascarillas,  doctores paramédicos.

Es importante señalar que la relevancia adquirida por la aviación militar está vinculada a las restricciones de bioseguridad para el transporte de pasajeros en aerolíneas, como también a la facilidad de operar en aeródromos de pequeñas dimensiones o desprovistos del respaldo técnico que requiere un avión de pasajeros.

En América Latina

El nivel de desarrollo de las capacidades de los transportes tácticos ha sido fundamental, centralmente debido a la gran extensión de los territorios que presenta la región. En el cono sur veremos que las condiciones que se presentan son un verdadero campo de pruebas para estos aviones, como es el caso de Argentina y Chile, ambos poseedores de una variedad de climas muy particulares y con obligaciones soberanas en el continente antártico. En el caso de Perú y Bolivia, que poseen aeródromos ubicados sobre los 8.000 pies (2.438 m), con altas temperaturas y con tormentas poco predecibles, una suma de factores que aportan grandes desafíos ante una oferta más o menos homogénea.

La crisis sanitaria por la que atraviesa el mundo activó en un nuevo nivel a las operaciones de los transportes tácticos, desde los más antiguos como los Antonov 26 y 32, Airbus CN-235 hasta los más modernos C295 y C-27J Spartan, en esta revisión nos enfocaremos en los usuarios de aeronaves que se encuentran disponibles en los portafolios de los fabricantes.

Acción contra el coronavirus

En México, el Escuadrón Aéreo 302 ha trabajado sin descanso para los diferentes lugares donde los ciudadanos han requerido asistencia en un conocido y basto territorio azteca. Los C-27J Spartan y C295, en compañía de los C-130 Hercules hasta finales de junio, han transportado cerca de 286 toneladas de insumos médicos en unas 39 rutas bajo el Plan DN-III-E, según consigna la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Airbus C295W en Yucatán. Sedena
C-27J Spartan trasladando insumos médicos a Baja California. Sedena

Más al sur, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) ha conseguido movilizar sus seis C295 a lugares en donde no podría entrar un C-130 Hercules, como las misiones en la triple frontera (Brasil, Colombia, Perú) en donde el Grupo Aéreo del Amazonas (GAAMA), en coordinación con el Comando Aéreo de Transporte Militar (CATAM) han trabajado en el trasporte desde la ciudad de Leticia hasta Bogotá, a una docena de pacientes infectados de Covid provenientes de cerca de 26 pueblos amazónicos.

A la vez que el CATAM realiza constantes viajes de conexión tanto de suministros médicos como pacientes entre Santa Marta, Cartagena de Indias y Barranquilla, con la capital. Incluso convertidos en ambulancia aérea gracias a cámaras de aislación para pacientes con un alto grado de enfermedades infecciosas, lo que indica el permanente uso de las plataformas C295 gracias a sus características de poder operar en pequeños aeródromos y lugares de poca preparación.

 

C-295 del CATAM siendo adaptado para el traslado de cápsulas de aislación para pacientes con enfermedades altamente infecciosas (Arriba). Sistema en uso desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá (Abajo).  FAC

En Brasil los C295 -designados localmente como C-105 Amazonas- han sido fundamentales (al igual que en la vecina Colombia) para realizar vuelos a sitios confinados, generando una extensión de su sistema de transporte aéreo militar basado en los C-130 y hoy, potenciado por el nativo C-390 Millennium. El país más grande del continente ha requerido operar en el Amazonas, especialmente cuando se trata de acceder en pueblos que se encuentran en las profundidades de la jungla.

Los C-105 Amazonas (Airbus C295), KC-390 Millennium y C-130 Hercules han volado continuamente desde el inicio de la pandemia. FAB

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) ha transportado alrededor de dos 2 toneladas de mascarillas y entre 50 y 60 cilindros de oxígeno a sitios del extremo norte como Amari y Alto Alegre, como también entre Manaos y Tabatinga en el límite con Ecuador. A esto se le suma el uso de los más nuevos SC-105 (C295MPA), que han cumplido tanto con la labor de transporte de personal médico, como también de realizar misiones de vigilancia y reconocimiento, en momentos que presumiblemente con las fuerzas desplegadas en apoyo de la pandemia, el crimen organizado y narcotráfico continúan sus operaciones de violación de fronteras y uso de caminos ilegales para contrabando. Esta versión especial incluye una aviónica Collins Aerospace, una torreta optrónica infrarroja FLIR Star Sfire, un radar ELTA EL M2022 (V) 3 y dispensadores de autoprotección.

 

En el Aeropuerto Simón Bolívar de Guayaquil, un C295 se prepara para llevar contingente e insumos a la ciudad de Manta. FAE

Hasta las Islas Galápagos llegaron dos y media toneladas de vívieres y productos no perecederos a bordo de aviones C-130 y C295, como también material sanitario propio de la prevención de la propagación del coronavirus. Además los tres C295 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) han prestado asistencia en la movilización de tropas a Lago Agrio, en la frontera con Colombia, con el objetivo de prevenir el desplazamiento ilegal y narcotráfico, como también al transporte de personal medico entre ciudades.

En Perú la rápida reacción de las autoridades involucró rápidamente los esfuerzos aéreos. Ahí, la Fuerza Aérea del Perú (FAP), al igual que en el resto de la región, comenzó el traslado de insumos médicos a diferentes regiones del país en apoyo a las acciones del Estado. Es aquí donde el Leonardo C-27J Spartan ha tenido un rol preponderante respecto al resto de las aeronaves disponibles por la FAP durante la Operación Covid-19. Esto debido a  sus capacidades medianamente superiores respecto a los otros cargueros tácticos disponibles en el mercado, donde se destaca un mayor volumen y masa de la carga, además de poder operar en lugares de mayor altura y temperatura, a consecuencia de una planta motriz más poderosa.

C-27J Spartan del Grupo Nº8 de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) siendo cargado con insumos médicos. FAP
Los cuatro Spartan adquiridos entre 2013 y 2014 han sumado más de 6.600 horas de vuelo desde su incorporación en la FAP. Hoy, Leonardo Company asegura que trabajan en acuerdos para dotar de más unidades de C-27J para la Fuerza Aérea.

 

An-32 de la Marina de Guerra del Perú. MDP

 

Los traslados han requerido una frecuencia de vuelos nunca antes experimentada por la FAP, con traslados constantes desde y hacia Arequipa, Juliaca, Cajamarca, Jaén, Pucallpa, Iquitos, Tarapoto, Chiclayo, Piura, Trujillo, Puerto Maldonado, Cusco y Tacna, entre otras.
Junto al Spartan, se han desplegado otras aeronaves como  los  Boeing 737-500 y 737-200, Hercules L-100-20, Antonov AN-32 y Learjet 45XR del Grupo Aéreo Nº8, que han sido partícipes de las titánicas operaciones, como también los An-32 del Ejército Nacional del Perú (ENP) y de la Marina de Guerra del Perú (MGP).
 

En Chile el escenario ha previsto el uso, principalmente, de aviones C-130 y KC-130 de la Fuerza Aérea (FACh), Airbus (CASA) CN-235 y C212-300 de la Brigada de Aviación Ejército (BAVE), y como parte del despliegue de vigilancia marítima sobre mares australes y limítrofes con el Perú, los Airbus C295MPA y ASW de la Armada de Chile. En este sentido la FACh ha tenido en su carpeta de proyectos, al igual que la BAVE, la adquisición de un transporte táctico de nueva generación, como los utilizados en las fuerzas militares anteriormente mencionadas y, al igual que en la región, los principales postulantes a llevar las escarapelas chilenas son el Airbus C295 y el Leonardo C-27J Spartan.

Falta de compromiso

En este momento hay países desprovistos de esta capacidad o con aeronaves que ya han cumplido su vida operativa como es el caso de Argentina. Se han estudiado soluciones de distintos tipos para mejorar, sustituir y equipar de nuevas capacidades a sus tres principales fuerzas. Ahí es donde jugaron un papel clave el Airbus C295 y Leonardo C-27J, las opciones favoritas. El primero visitó Argentina como parte del tour latinoamericano que lo llevaría a Río Gallegos, para luego pasar por la base antártica Marambio y más tarde Buenos Aires, donde la Armada, Ejército y Fuerza Aérea pudieron revisar sus capacidades. Mientras que el Spartan consiguió volar hasta Sudamérica apuntando principalmente a Argentina en 2016.

Sin embargo, este año, en una entrevista dada al Diario Perfil por el Ministro de Defensa de Argentina, Agustin Rossi, el secretario de Estado declaró que «sería bueno tener aviones como los ATR que son aviones duales, de carga y de pasajeros, que tienen un menor costo operativo de lo que tiene un avión Hercules»

Pero como señala el sitio argentino Zona Militar, desde el Ministerio de Defensa aclararon que las palabras de Rossi fueron a modo de ejemplo respecto a los requerimientos y no al modelo de aeronave. Por ello es que en esta línea, a pesar de no tener una fecha presunta para la selección de una aeronave, sí tiene relevancia para la cartera la sustitución y mejora de las capacidades que ofrecen los Fokker F-28, y Saab 340.

Saab 340 de la Fuerza Aérea Argentina. Esteban Gabriel Brea

La inusitada llegada de la pandemia al continente encontró en una débil posición a muchos países que cuentan con flotas de transportes en sus fuerzas de defensa y seguridad, muy por debajo de lo que deberían. Considerando que la mayoría de las naciones del cono sur son constantemente afectadas por importantes catástrofes naturales, a la vez de la difícil tarea de conectar sus territorios de geografía accidentada y un sinnúmero de condiciones climáticas, ha llamado a priorizar constantemente la inversión en aviones y helicópteros de transporte. Lamentablemente, esta situación no ha sido revertida, quedando en muchos casos en proyectos sin concretar.

Esta crisis sanitaria ha dado claras muestras de lo importante que es contar con medios como los anteriormente señalados… Cada salida de una aeronave con estas características se puede transformar en salvar no tan solo una sino que varias vidas.