Vortexx
Aerolíneas Comercial Destacados Industria Transporte

Nuevos aviones conceptuales Airbus ZEROe usaran el hidrógeno

Airbus ha presentado sus planes para poner en servicio el primer avión comercial de cero emisiones del mundo para 2035.

Este lunes, la principal aeroespacial de Europa ha presentado tres conceptos que explorarán diferentes opciones para usar el hidrógeno como fuente primaria de energía para propulsar aviones de pasajeros.
«Este es un momento histórico para el sector de la aviación comercial en su conjunto y tenemos la intención de desempeñar un papel de liderazgo en la transición más importante que la industria haya visto», dijo Guillaume Faury, CEO de Airbus.

Faury dijo que el hidrógeno, tanto en combustibles sintéticos como fuente de energía primaria para aviones comerciales, tiene el potencial de «reducir significativamente el impacto climático de la aviación».
Las aerolíneas y fabricantes aeronáuticos enfrentan una creciente presión para reducir las emisiones de carbono, y algunos gobiernos han comenzado a vincular el combate del calentamiento global con los paquetes de rescate del coronavirus para el transporte aéreo. La pandemia ha sumido a la aviación en su peor recesión y se espera que acelere el cambio hacia formas renovables de energía, ya que los gobiernos aprovechan la oportunidad para promover una recuperación ecológica.

La industria de la aviación mundial se ha comprometido a reducir las emisiones a la mitad de sus niveles de 2005 para 2050. Para hacer esto, el sector deberá reducir rápidamente su dependencia del combustible para aviones a base de petróleo crudo y recurrir cada vez más a combustibles de aviación sostenibles. Pero todavía están en gran parte sin explotar y son mucho más caros que los combustibles convencionales.

La oferta también es un desafío. En 2019, las aerolíneas usaron alrededor de 340 mil millones de litros de combustible para aviones, mientras que solo se produjeron alrededor de 50 millones de litros de combustibles de aviación sostenibles, la medida de Airbus podría marcar un paso significativo hacia la viabilidad comercial de los combustibles de aviación sostenibles. La compañía estima que el hidrógeno tiene el potencial de reducir las emisiones de carbono de la aviación hasta en un 50%.

Los tres conceptos ZEROe revelados por el fabricante de aviones incluyen un turboventilador, un turbohélice y un diseño de cuerpo de ala combinada.

El diseño del jet llevaría de 120 a 200 pasajeros con un alcance de más de 2000 millas náuticas. Será propulsado por un motor de turbina a gas modificado que funciona con hidrógeno, en lugar de combustible de avión, mediante combustión.

Concepto de avión jet, muy similar a los que vuelan actualmente.

El diseño de turbohélice llevaría hasta 100 pasajeros y sería capaz de viajar más de 1,000 millas náuticas, lo que lo haría adecuado para viajes de corta distancia.

Concepto de avión turbohélice.

Un diseño de cuerpo de ala combinada llevaría hasta 200 pasajeros. Las alas se fusionarían con el cuerpo principal de la aeronave, que tiene un alcance similar al del turboventilador.

El concepto de ala volante es el que más ha llamado la atención, ya que reafirma las intenciones de la industria el poder evolucionar hacia este tipo de aeronaves.

Airbus espera que se necesiten de tres a cinco años para seleccionar un concepto para el desarrollo, dijo el lunes el vicepresidente ejecutivo de ingeniería Jean-Brice Dumont durante una sesión informativa transmitida por los canales de redes sociales de la compañía.

«Esperamos invertir miles de millones en el proyecto», agregó Glenn Llewellyn, vicepresidente de aviones de emisión cero. Llewellyn dijo que Airbus ya ha comenzado a trabajar con aerolíneas, compañías de energía y aeropuertos añadiendo que «esto creará un cambio masivo en el ecosistema de energía y aviación»
La transición al hidrógeno requerirá «una acción decisiva de todo el ecosistema de la aviación», dijo Faury. Por ejemplo, los aeropuertos requerirán una importante infraestructura de transporte y repostaje de hidrógeno.

También será necesario el apoyo del gobierno, incluido un mayor financiamiento para investigación y tecnología, así como mecanismos que fomenten el uso de combustibles de aviación sostenibles y motiven a las aerolíneas a reemplazar antes los aviones menos respetuosos con el medio ambiente.

La Comisión Europea está considerando exigir a las aerolíneas que utilicen una cantidad mínima de combustibles sostenibles como parte de las propuestas para reducir el daño ambiental causado por la aviación. Sin una intervención regulatoria, se proyecta que el consumo de combustibles de aviación sostenibles aumente del 0,05% de la demanda total de combustible para aviones actualmente a solo el 2,8% para 2050, dijo en una evaluación reciente.