Vortexx
Destacados Helicópteros

Bell 407GXi, ideal para operaciones aeronavales

Cada día las fuerzas gubernamentales requieren incorporar más tecnología para combatir las distintas amenazas, donde el helicóptero ha jugado sin duda un papel fundamental al ser una herramienta más que adecuada para brindar soluciones en transporte, vigilancia, rescate, exploración, instrucción e incluso ataque si es necesario.

Ante necesidades de renovación de flota por parte de diversas fuerzas navales alrededor del mundo, y concursos de renovación de helicópteros como en el caso de Chile, destaca el programa TH-XX de la US Navy el cual asegura un contrato por 150 unidades en búsqueda del reemplazo del TH-57, la versión Naval del Bell 206 Jet Ranger.

Por su desempeño, el Bell 407GXi es calificado como uno de los más confiables en su tipo. La característica de su estructura, aspecto tradicional en la familia Bell, permiten adaptarlo para los distintos requerimientos haciendo del aparato una real alternativa multipropósito.

El 407 nace del 206L-4 Long Ranger al que se le añade un motor Rolls Royce 250-C47 en un gran carenado que coincida con las primeras incorporaciones de fibra de carbono que ofrece mayor durabilidad y eficiencia. Bell incorpora esta mejora como parte de las innovaciones para acompañar la tendencia de la industria aérea con la utilización de nuevos materiales para brindar operaciones aéreas más sustentables. Una de sus características principales es la incorporación de un rotor de cuatro palas que brinda mayor estabilidad y reducción de las vibraciones, las que son un componente destacable en aquellas misiones más complejas.

En cuanto a aviónica, las cabinas digitales también son introducidas en el nuevo helicóptero. Bell en ese sentido, es el primer fabricante en certificar un Garmin G1000 para el uso en un aparato de ala rotatoria. En el 407GX se acomodan dos de las pantallas multifunción (MFD) complementadas con FADEC que hasta ahora estaba disponible en los fabricantes europeos.

Considerando la homogeneidad y avances respecto al 206, la versión 407 emerge como el “paso lógico” para renovar los antiguos equipos antes de migrar a otro fabricante. En ese contexto, se considera al helicóptero como un “aliado” para quienes buscan confiabilidad, pero también prestaciones superiores en cuanto a potencia y capacidad de carga.

Al mirar la última versión del 407, no hay mayores diferencias estéticas. Por lo pronto todos los sistemas de control lucen en la misma posición. Sin embargo, al dar paso de energía para el encendido se deja ver una nueva aviónica que da cuenta de cambios.

La nueva suite NXi, que es una mejora del Garmin G1000H, entrega una interface notoriamente más rápida gracias a nuevos procesadores de doble núcleo, los que dejan en pocos segundos a piloto y copiloto con los datos a disposición. La cabina posee pantallas de 10,4 pulgadas con mayor resolución y velocidad en la gestión del contenido. Ambas se pueden administrar como primarias, además de ser compatibles con equipos de visión nocturna.

Uno de los grandes adelantos que incorpora NXi es la posibilidad de planificar una misión desde un tablet o computador previo al vuelo para luego ingresarlas de forma inalámbrica vía Wi-Fi o Bluetooth a través del sistema de memoria Flight Stream 510, o bien desde los dispositivos móviles usando las aplicaciones Garmin Pilot o ForeFlight Mobile. Al desplegarse la información de las pantallas se muestra un mapeo completo del terreno como los cálculos de rendimiento predictivos. De esta manera, el piloto sabe en todo momento como estará balanceado el centro de gravedad y cómo evoluciona el consumo de combustible, brindando capacidad predictiva al momento de ejecutar cada misión o bien evaluar posibles cambios que puedan surgir a último minuto.

La configuración estándar del 407GXi incluye un sistema de visión sintética (SVS), un sistema de alerta de proximidad de terreno y un mapa del tendido de cables. Desde Garmin aseguran que día a día la información es actualizada de manera tal que la plataforma sea una herramienta eficaz que brinde seguridad a las operaciones aéreas.

Garmin Aviation

El FADEC del nuevo motor es de doble canal permitiendo un mejor funcionamiento en caso de falla, con un canal secundarios que puede cambiar rápidamente a primario, siendo ambos reconocidos por el piloto. Las mejoras en la planta motriz proveen ahorros de 2,0% en el consumo de combustible que, si bien no es significativo en una primera instancia, si brinda una reducción de consumo importante en el largo plazo. Cabe recordar que el motor M250-C47E del 407GXi propulsa al helicóptero no tripulado de la Armada de los Estados Unidos (US. Navy).

Una opción que destaca, es el hover performance que presenta al piloto la potencia de planificación en tiempo real o previa al vuelo necesaria para realizar operaciones de vuelo estacionario fuera de efecto tierra (OGE) o en efecto tierra (IGE) cuando la temperatura del aire exterior (OAT) y la altitud están sobre los parámetros establecidos. Lo anterior, representa una mejora de la administración de riesgos de las operaciones.

El hecho que sea calificado como el más preparado en la competencia del “Proyecto “Gaviota” de la Armada de Chile, está en el rol histórico que ha desempeñado el Bell 206 en años anteriores, además de su presencia en el resto de las Fuerzas Armadas y de Orden del país.  Como resultado, miles de horas de instrucción, rescate y transporte han dado un legado sin igual al Jet Ranger.

Junto con satisfacer sus necesidades de renovación, el 407GXi ofrece a la Armada la posibilidad de actualizar sus programas de instrucción en vuelo, rescate costero y de transporte con una aeronave multipropósito con experiencia reconocida que da ventajas en comparación a cualquier cambio de fabricante, pese a que las alternativas disponen de adelantos técnicos como los mencionados.

En la perspectiva de un nuevo helicóptero naval, lo que se busca son ciertos elementos importantes como un cabestrante eléctrico o hidráulico capaz de izar al menos 300 libras, cámara infrarroja para operaciones complejas (opcional), control FADEC de doble canal y una aviónica digital con sistemas que reducen la carga de trabajo del piloto, entre otras.

Paulo Morales Valdebenito

Además de la homogeneidad con el 206 y las mejoras incorporadas es el respaldo de parte del fabricante a través de la presencia en Chile de Eagle Worldwide Fleet Management, como representante de Bell que garantiza procesos expeditos en el respaldo de la aeronave. Con presencia en todo el continente, así como en el Asia – Pacífico, es posible asegurar una disponibilidad de partes, herramientas y accesorios en un breve plazo que permite mantener las aeronaves operativas al máximo posible.

Decisión US Navy: Factor Determinante

La actual búsqueda de reemplazo para la flota de TH-57B/C Sea Ranger de la US. Navy podría ser muy relevante para los aspectos de producción y logística de la decisión. En esta ocasión el Comando de Sistemas Aéreos Navales de la Armada de Estados Unidos (NAVAIR) tiene la responsabilidad de seleccionar la futura plataforma, basado en hasta cuatro opciones –como indica la solicitud de propuesta (RFP por sus siglas en ingles) en la competencia para un total de 130 unidades que  deben materializarse entre 2020 y 2023.

Los aspectos que comprende el programa TH-XX incluyen el entrenamiento de vuelo y de tierra, formación básica de instrumentos, utilización táctica, uso de visión nocturna, búsqueda y rescate, navegación a bajo nivel y carga externa. También de forma indispensable el futuro debe contar con la capacidad de vuelo por instrumentos certificada por la FAA.

Los competidores ya se encuentran en la pista. Airbus lleva el H135, Bell el 407GXi y Leonardo Company el AW119Kx.

IFR

El efecto limitado de no contar con un sistema de navegación IFR es por estos días algo inconcebible, sobre todo cuando se trata de operaciones sobre el mar y línea costa. Cuando se enfrentan a condiciones meteorológicas adversas, los pilotos de helicópteros generalmente no acostumbraban con la seguridad que brinda el sistema IFR, hoy determinante.

El Director Ejecutivo Internacional de Vertical Flight Society, Michael Hirschberg, señala que “los helicópteros con certificación IFR combinados con el enrutamiento directo del GPS y los procedimientos IFR de punto en el espacio (PinS) brindan a los pilotos y operadores la opción de evitar la gran mayoría de las circunstancias que conducen a accidentes fatales y accidentes relacionados con el clima ”.

Señala que «Debido a la tecnología e infraestructura actuales, volar IFR es mucho más fácil y más seguro que volar VFR en condiciones inferiores. En comparación con los sistemas disponibles hace 10 a 15 años, se han realizado grandes mejoras en términos de confiabilidad, monitoreo de integridad interna y redundancia incorporada. La simplicidad, el conocimiento de la situación y la funcionalidad intuitiva necesaria para mantener la carga de trabajo del piloto baja y segura, están en una liga completamente diferente «.

En Chile en tanto los presumibles competidores son prácticamente los mismos, con la diferencia que el consorcio europeo Airbus postula al H125 (AS350B3e) –a diferencia del programa estadounidense- como a su carta ganadora, siendo entre el Bell y Leonardo, el que está más lejos de conseguir la certificación IFR. Por su lado el Bell 407GXi en palabras del CEO de Bell, Mitch Snyder “se encuentra cumpliendo sin dificultades las rigurosas pruebas FAA para obtener su certificación, preliminarmente en agosto de 2019.

En cuanto a la Armada de Chile, observa de reojo los otros concursos internacionales de helicópteros de esta categoría, sin embargo la decisión de la US. Navy juega un papel fundamental en cuanto a los costos operativos de la plataforma seleccionada.

 

 

 

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish