Vortexx
Destacados

Boeing advierte posible cese de producción del MAX

La compañía informó su pérdida trimestral más grande de la década ($ 3.4 mil millones) vinculada directamente con los problemas originados por el 737 MAX.

Si bien el director ejecutivo de la aeroespacial, Dennis Muilenburg, confía en que el avión volverá al aire en octubre y que existe la posibilidad de que si los obstáculos operativos con las autoridades de todo el mundo no llegan a una solución para las fechas previstas, se obligue a cerrar la producción por completo.

«A medida que continúen nuestros esfuerzos para apoyar el retorno seguro al servicio del 737 MAX, continuaremos evaluando nuestros planes de producción», dijo Muilenburg a los inversores en una conferencia telefónica.

Toda la flota de aviones 737 MAX se encuentra en tierra desde marzo, después de que los problemas con el modelo se vincularon con el accidente del vuelo de Ethiopian Airlines en el que perdieron la vida 157 personas, antecedido a esto, cinco meses antes unas 189 personas murieron cuando un MAX operado por Lion Air se estrellara en su vuelo entre Yakarta y Pangkal Pinang.

Mientras las investigaciones sobre los dos accidentes avanzan, Boeing ha estado trabajando en soluciones para su software de control de vuelo MCAS, así como otros problemas identificados por las autoridades civiles internacionales, donde protagoniza con férrea supervisión la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA).

Muilenberg dijo que la firma había estado realizando llamadas técnicas semanales con operadores del 737 MAX, mientras que el software modificado hasta ahora había sido probado en 225 sesiones de simulador de vuelo, a la vez que añadió «Estos son tiempos difíciles, en primer lugar, para las familias y los seres queridos que se ven afectados por estos eventos recientes, y también para nuestra gente dedicada, que trabaja incansablemente para cumplir nuestra misión de conectar, proteger, explorar e inspirar al mundo, todo con un enfoque implacable en la calidad y la seguridad y hacerlo con la máxima integridad «.

Costos

Después de los dos accidentes, la producción del 737 Max se redujo de 52 a 42 aviones por mes, dijo Muilenburg. El efecto de este movimiento es que Boeing tiene que pagar más por las partes del avión que antes, que tienen un precio de acuerdo con el volumen comprado por el fabricante. Tener que suspender las entregas de nuevos aviones 737 MAX a las aerolíneas también ha afectado el flujo de efectivo y los márgenes de ganancias de la compañía.

Reducir aún más la producción del avión agravaría estos problemas, lo que podría llevar a Boeing a detener por completo la producción del MAX, una medida que la compañía no ha tomado desde que detuvo la producción del 747 durante 20 días en 1997, cuando la demanda superó el suministro de piezas. .

La conexión a tierra del 737 Max y los recortes en la producción han afectado a los clientes de Boeing y es probable que sigan causando demoras en la entrega de aviones en el futuro, reconoció Muilenberg.

«Quiero agradecer personalmente a todos los que continúan siendo nuestro socio en este viaje; desde los clientes de nuestra aerolínea y sus pilotos, los asistentes de vuelo y otros que han sido afectados por estas bases, representantes de todos los niveles de gobierno que comparten nuestro compromiso con la seguridad para el público volador y todos los miembros de la comunidad de la aviación afectados por estos eventos «, dijo.

Las principales aerolíneas operadoras del MAX en la región, Aerolineas Argentinas, Gol y Copa Airlines se encuentran a la espera, a pesar de que la brasileña declaró los planes de la junta directiva el pasado 1 de agosto donde se contemplan las aeronaves en su crecimiento programado.

 

Fuente: BBC World/ FlightGlobal/ Vortexx Magazine

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish