Vortexx
Aviones Defensa Destacados

Boeing inicio la producción del T-7A Red Hawk

La planta de Boeing en Saint Louis, Missouri, ha comenzado oficialmente la fabricación del nuevo entrenador avanzado, que ademas de equipar a la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), podría convertirse en un nuevo producto de exportación de la firma.

El nuevo jet de entrenamiento avanzado que cumple con el rol de reemplazar a la extensa y antigua flota de Northrop T-38 Talon, ha sido completamente diseñado con herramientas de sistemas de gestión de datos y definición basados ​​en modelos 3D desarrollados por Boeing durante las últimas dos décadas. El T-7A Red Hawk ha empleado ingeniería 100% digital, acortando el tiempo desde el inicio del la conceptualización de principios al primer vuelo a solo 36 meses.

“El futuro del dominio aéreo radica en la capacidad de moverse rápidamente, tomar riesgos inteligentes y asociarse a nuevas formas de trabajar”, dijo Shelley Lavender, vicepresidente senior de sistemas de ataque, vigilancia y movilidad de Boeing. «Al crear aviones y sistemas a lo largo de un camino digital, podemos acelerar los tiempos de construcción y aumentar la calidad y la asequibilidad para nuestros clientes de una manera que nunca antes se había hecho».

La aeronave, que es una parte fundamental del Advanced Pilot Training System, también incorpora simuladores virtuales y en vivo de última generación basados ​​en tierra para brindar a los estudiantes e instructores una experiencia «igual a estar en vuelo».

En septiembre de 2018, la contienda librada por Lockheed Martin/ KAI, Leonardo/ Raytheon y Boeing/ Saab concluyo al ser anunciado el T-7 como vencedor del programa que incluye la fabricación de 351 aeronaves y 46 simuladores, después de cerca de cinco años en competencia.

Boeing y su socio de riesgo Saab, desarrollaron un aeronave «desde cero» especialmente para el programa T-X, donde se enfrentaba en la final con T-50A de Lockheed Martin y KAI (Korean Aerospace Industries).

El contrato inicial de 813 millones de dólares para Boeing cubre el desarrollo de ingeniería y fabricación (EMD) de los primeros cinco aviones y siete simuladores.

“Este es un momento histórico para el programa y la industria”, dijo Chuck Dabundo, vicepresidente del programa T-7 de Boeing. “El proceso de construcción aprovecha el ensamblaje de grandes partes, que permite a los técnicos construir la aeronave con herramientas y perforaciones mínimas durante el proceso de ensamblaje. El proceso digital representa un aumento del 75% en la calidad inicial «. a la vez que se indica que un 90% del avión será fabricado en los Estados Unidos.

Foto portada: Boeing