Vortexx
Aviones Defensa

Cuatro F-16 equipados con radares AESA son puestos a prueba

En la Base Aérea Eglin, la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) realiza operaciones con cuatro F-16C que llevan el nuevo radar de antena fija (AESA) SABR, además de accesorios que mejoran los sistemas de recepción y localización de objetivos, todo bajo un programa que busca llevar a su flota de Fighting Falcon a un nuevo nivel operativo.

Las aeronaves que portan el nuevo radar Northrop Grumman APG-83 (SABR) han demostrado con éxito las operaciones de la nueva integración, donde incluso uno de ellos ha conseguido disparar un AIM-120D, la última generación del misil de largo alcance de guía activa de Raytheon.

De estos cuatro F-16C que llevan la distintiva pintura Have Glass V con capacidad reducir la firma de radar de las aeronaves, dos pertenecen al 40 ° Escuadrón de Pruebas de Vuelo y dos al 85 ° Escuadrón de Pruebas y Evaluación. En los ensayos, cada uno de estos va equipado con los pod AN/AAQ-33 Sniper, de reconocimiento y designación de objetivos, ademas del AN/ASQ-213 que posee la capacidad de rastrear la actividad de radares hostiles, especialmente diseñado para el uso de armamento antiradar como el misil AGM-88 HARM.

Foto: US. Air Force/ Jack Harman

Un teatro de operaciones simulado bajo el dominio de la Fuerza de Prueba Combinada de Programa de Vuelo Operativo (OFP CTF) les permitió realizar pruebas de sus sistemas en ejercicios disimilares contra otros F-16 y F-15 Eagle, con el objetivo de evaluar posibles interferencias electrónicas y calidad del trabajo de las nuevas integraciones electrónicas.

Las exitosas pruebas, señalan que escuadrillas de cuatro F-16 con este equipamiento pueden desempeñarse en cualquier misión para las cuales se entrena constantemente, junto a ello se contrasto las grandes diferencias entre el nuevo radar y el que usaban las unidades (APG-68) en términos de mayor sensibilidad y escaneo, mejorando en todos los aspectos como son aire-aire, mapeo terrestre y en la supresión de defensas antiaéreas.

“Esta capacidad permite apuntar a la esquina noroeste de un pequeño edificio o a la cabina de un avión desde varias millas de distancia, más allá del rango de visión”, dijo Jack Harman, piloto de pruebas del 40º FLTS. «este radar mejora nuestra capacidad para identificar la amenaza antes de que seamos atacados; ya no tenemos que estar dentro del área enemiga para detectarlas».

Basándose en la tecnología de los radares APG-77 y APG-81 que usan el F-22 y F-35, el APG-83 está en el corazón del programa F-16V/ Block 70 para una nueva era del caza polivalente. El radar ya ha sido seleccionado por varios clientes de exportación como parte de programas de actualización y construcción para nuevos usuarios.

En junio de 2017, el SABR fue seleccionado para su instalación en 72 F-16 para la Guardia Nacional Aérea de los EEUU, mientras que en diciembre de 2019 se firmó un contrato general para 372 radares APG-83 que se entregarán en 2027.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish