Vortexx
Aviones Defensa Destacados Reportajes

El GB1 Gamebird releva al Extra 300L en la Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones después de 19 años

Una cálida y tranquila mañana en la Base Aérea El Bosque comienza a tomar vida cuando desde el mayor hangar de las instalaciones de la Escuadrilla de alta Acrobacia (EAA) Halcones, el personal de tierra inicia el desplazamiento de los Extra 300L hasta la línea de vuelo, los pilotos y mecánicos están ansiosos por lo que será el último despliegue de la escuadrilla acrobática con el que ha sido su fiel avión por los últimos 19 años.

El fin de la “Era Extra” ha llegado después de tres décadas volando el icónico avión acrobático alemán que le han conferido a la EAA Halcones de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) una reconocida trayectoria a nivel mundial, la que concluye hoy con un novedoso y capaz avión construido con tecnología de vanguardia en Estados Unidos y que, según la escuadrilla, esta listo para iniciar su vuelo desde el nido.

El Extra 300L número 1, minutos antes de cortar el motor por última vez. Paulo Morales Valdebenito

La FACh cerro una jornada histórica cuando los miembros de la escuadrilla prepararon el último briefing para el vuelo de despedida de los Extra 300L, que concluye con una ceremonia de entrega de las llaves de los aviones, como símbolo de la transición que da paso al cambio de aviones del equipo acrobático.

La ruta iniciada con aviones monoplano por los Halcones, comenzó en 1990 cuando se decide retirar los Pitts Special después de conseguir importantes marcas, entre ellas la de haber tenido nueve equipos de presentación y mas de 400 presentaciones, incluyendo el debut en Europa donde se destaca la presentación en el Royal International Air Tattoo 1989 en la base aérea Fairford de la Royal Air Force (RAF) donde consiguieron el galardón “Best Air Display”.

Ya una vez con el Extra 300, un avión de mayor potencia y ala media, la escuadrilla continua su proyección internacional, recorriendo durante de la década de 1990 y comienzos del 2000, visitar gran parte de Sudamérica, Estados Unidos, Canadá e Israel en el Medio Oriente. En julio de 1998 los Halcones consiguen ser campeones mundiales de acrobacia en Évreux, Francia.

En 2003, los Halcones deciden directamente ir en reemplazo de sus aviones, esta vez por una versión mejorada del Extra 300, el Extra 300L, que ha conseguido la mas prolongada vida operativa dentro del grupo acrobático militar, con mas de 35.000 horas de vuelo en 1100 presentaciones aéreas, principalmente a lo largo de Chile y Sudamérica, con un despliegue internacional final sobre los cielos de Montevideo, Uruguay en 2016.

Transición

“Hay mucho que cambiar sobre como vemos el material de vuelo, su tecnología y su adaptación” dice Patricio Núñez, Comandante de Escuadrilla e Ingeniero Aeronáutico de los Halcones, quien es responsable de supervisar y crear el ambiente técnico para que el equipo de mecánicos y especialistas de mantenimiento que tiene a cargo, consigan “conversar” y generar el estrecho lazo tan necesario en su área de desempeño, con el nuevo Game Composites GB1 Gamebird, el avión seleccionado por la EAA Halcones para reemplazar a los Extra 300L.

Tras casi dos décadas y miles de horas hombre de trabajo sobre un tipo de aeronave, una línea de relación técnica con proveedores, ahora el cambio hacia un avión acrobático de última generación es un “salto tecnológico” añade el Comandante Núñez, quien mientras se realiza una ceremonia de despedida de los Extra 300L, mantiene sus labores de supervisar todos los aspectos de la formación de aviones próxima a desactivarse, como también de los nuevos GB1 apostados en la línea de vuelo y que realizan vuelos de prueba, en donde el encargado de realizarlos es un conocido y cercano a la escuadrilla, el ex líder de los Halcones y piloto de carreras Cristian Bolton, quien desde hace un tiempo se desempeña como Sales Manager de Game Composites.

Dos aeronaves GB1 en el frontis del edificio administrativo de la Escuadrilla Halcones. Oscar Medina Lombardo

“Este cambio implica un avance muy importante, el Extra 300L es una aeronave de fines de la década del 90 y el GB1 fue certificado recientemente en 2017, a pesar de que son 20 años de diferencia, los avances tecnológicos son sustanciales” señala el Capitán de Bandada Francisco González “Gladiador”, ex líder de los Halcones hasta diciembre de 2020, miembro del proceso de elección de la nueva aeronave y actual piloto de la EAA Halcones en el proceso de renovación del material de vuelo.

Estas diferencias se notan, por ejemplo, en la construcción de la aeronave, donde se ahorra considerablemente el peso debido a los materiales utilizados, donde el Extra es aproximadamente un 60% de metales y un 40% en materiales compuestos. Por otro lado, el GB1 está fabricado casi un 100% de materiales compuestos como fibra de carbono y resina, siendo las únicas estructuras ferrosas el montante de motor y amortiguadores.

El cuerpo de la aeronave es un monocasco de fibra de carbono constituido por dos piezas que se juntan al final del proceso y arman la cabina, ahorrando mucho peso en el resultado, ya que es 330 libras (150 kg) más liviano que un Extra.

Su diseño aerodinámico es de vanguardia, ya que para ello se utilizaron simulaciones y modelos computacionales para lograr un rendimiento óptimo, entregando como producto una aeronave que puede llegar a una velocidad de crucero de hasta un máximo de 200 nudos (370 km/h), en tanto, su Velocidad de nunca exceder (VNE) es de 234 nudos (433 km/h). Su tecnología de diseño le permite hasta 1.000 millas náuticas de autonomía (1.852 km), ampliando sus horizontes para un traslado de larga duración. Además tiene un compartimiento de equipaje que le permite llevar cuñas, cubre pitot y los accesorios necesarios para su despliegue.

El nuevo Gamecomposites GB1 Gamebird, fue seleccionado como el reemplazante del Extra 300L en la EAA Halcones. Paulo Morales Valdebenito

El GB1 cuenta con un motor Lycoming 580 de 315 BHP (Brake Horse Power) de potencia, a diferencia de los 300 BHP del Extra 300L. Lo anterior sumado a los 150kg menos de peso, le dan una gran ventaja en la relación peso-potencia de la aeronave.

Otra de las ventajas de esta aeronave es que permite realizar maniobras de mayor carga G con dos pilotos a bordo, es decir casi sin limites, a diferencia del Extra 300L que tenia algunas limitaciones en esa configuración. Esto es parte de lo que estaba buscando la Escuadrilla, ya que permite practicar todas las maniobras acrobáticas en vuelos de instrucción, nos aclara el Capitán González, y a su vez esta característica tampoco está presente en otras aeronaves que fueron evaluadas en el proceso de recambio como el Extra 330 o Xtreme Air XA 42.

Respecto a las características de vuelo, si bien el Extra 300L y el Gamebird son aeronaves de acrobacia ilimitada, éste ultimo presenta una gran maniobrabilidad y eficiencia a bajas velocidades debido a sus diseño aerodinámico, el tamaño de sus superficies de control, peso y potencia del motor, y si bien ambos son monomotores con patín de cola con una técnica similar para volarlo, el GB1 es ligeramente mas sensible al control que el Extra 300L. Por otro lado, es una aeronave muy eficiente en el manejo y conservación de la energía, dice “Gladiador”.

En cuanto al entrenamiento de los pilotos en el GB1, mas allá de una fecha específica para operar al 100% la nueva aeronave, existe un programa que considera avances fase a fase. Iniciando con las acrobacias y el control individual de la aeronave, acostumbrándose a sus características de vuelo, para luego pasar al vuelo en formación, referencias visuales y de control del avión, hasta lograr incorporar todas las maniobras y formaciones que han sido probadas a la fecha por la Escuadrilla Halcones y eventualmente añadir elementos nuevos a las presentaciones.

De piloto a piloto

Al consultar sobre las diferencias en aviónica y adaptación de los pilotos al vuelo acrobático utilizando la pantalla multifunción Garmin G3X touch nativa del avión, el Capitán González nos señala un punto muy importante.

Si bien este sistema de la aeronave la hace reducir considerablemente el peso versus la instrumentación análoga, entregando en una presentación completa todos los parámetros de vuelo, motor, comunicaciones y navegación, a la vez que es cómodo su uso en vuelos de traslado, al volar las maniobras acrobáticas que realiza la Escuadrilla Halcones, muchas de ellas realizadas en formación, la presentación digital de datos en la pantalla no es el mejor elemento de referencia y cross check.

Debido a lo anterior, al adquirir la aeronave se solicitó a Game Composites la incorporación de 4 elementos de respaldo que fueron considerados cruciales para la seguridad del vuelo durante la ejecución de maniobras y presentaciones, estos son: Un panel de aviso de fallas con indicación de alta temperatura de aceite, baja presión de aceite y bajo nivel en el estanque de humo utilizado para marcar las maniobras, ubicado en el costado izquierdo superior del panel frontal, también se incorporó un velocímetro, altímetro y acelerómetro, que es utilizado para medir el factor de carga o fuerza “G” a la que está sometido el avión durante una maniobra.

Estos últimos tres instrumentos son análogos, y esta característica  le permite al piloto tener un indicador de tendencia mediante la interpretación del movimiento de sus manecillas durante la ejecución de complejas maniobras acrobáticas en formación, que requieren un nivel de concentración máximo ya que son voladas prácticamente por completo con referencias visuales exteriores y el correcto cross check de estos instrumentos.

Cockpit de uno de los nuevos GB1 de la Escuadrilla Halcones, se aprecia el display Garmin y los instrumentos de respaldo solicitados por la escuadrilla. Oscar Medina Lombardo

Tal fue la importancia del aporte sobre la incorporación de estos instrumentos en el cockpit del GB1, que la empresa Game Composites incluyó esta característica en todas las aeronaves fabricadas con posterioridad al pedido realizado por la FACh, el cual permitió dotar a la EAA Halcones de un moderno y avanzado avión para cumplir con su misión.

Entrega de llaves

Una vez realizado un vuelo por la Región de Valparaíso y todo el gran Santiago, la Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones con cinco aeronaves Extra 300L regresa a su nido en la Base Aérea el Bosque, realizando el último desprendimiento y aterrizaje de esta noble aeronave en la cuna de la aviación militar en Chile. Es así como se inscriben en la historia los pilotos que realizaron este último vuelo, todos Capitanes de la FACh, Nº1 Cristóbal Contreras “Capone”, Nº2 Marcelo Reyes “Rival”, Nº3 Francisco Quiroga “Quimera”, Nº4 Ary Ramirez “Robotech” y Nº5 Gonzalo Silva “Saurón”.

Seguido al aterrizaje, realizan una impecable presentación en tierra, donde finalmente cortan motores, y acompañados del equipo de mecánicos de la Escuadrilla, rinden cuenta al Jefe de la División de Educación General de Brigada Aérea (A) José Nogueira y entregan las llaves de las aeronaves como símbolo del fin de la era del Extra 300L en la FACh.

El proceso de transición al nuevo material de vuelo se encuentra activado, y se espera que la EAA Halcones consiga llevar las intrépidas presentaciones tanto a los cielos de Chile como del mundo, y que de paso probarán las formidables características como ningún operador del novedoso avión acrobático estadounidense.

Halcones, ¡humo humo, ahora!