Vortexx
Destacados Industria Transporte

Embraer estudia el desarrollo de un nuevo turbohélice regional de próxima generación

La imagen digital enseña un nuevo turbohélice con los motores montados en la parte trasera, a la vez que Embraer dice que la experiencia de pasajero será «similar a un jet», todo anunciado en el marco de la junta de entrega de resultados virtual realizada entre el 3 y 13 de agosto.

El diseño de turbohélice de próxima generación fue uno de varios  y nuevos objetivos de sostenibilidad descritos por Embraer durante la transmisión por reunión web, que incluye el objetivo de hacer que sus aviones sean 100 por ciento compatibles con el combustible de aviación sostenible para 2030. Otros objetivos incluyen una reducción del 50% de las emisiones generadas por sus aviones para 2040 y cero emisiones para 2050.

Luis Carlos Affonso, vicepresidente senior de ingeniería, tecnología y estrategia corporativa de Embraer, advirtió que el avión turbohélice regional conceptual, aún no se ha lanzado oficialmente como programa. La compañía todavía está estudiando los alcances de la idea y comprometiendo a socios y clientes potenciales.

«Nuestra propuesta es ofrecer un turbohélice de 70 a 90 asientos de alta tecnología con la misma sección transversal de los E-jets. Asientos intermedios muy cómodos y compartimentos superiores espaciosos», señalo el ejecutivo. «Los motores montados en el fuselaje trasero proporcionarán una cabina silenciosa y poseera características revolucionarias, con el objetivo de reemplazar a los actuales aviones regionales de 50 asientos en mercados muy importantes».

Affonso también habló sobre su creencia de que los turbohélices han «desaparecido» efectivamente en las últimas dos décadas de los nuevos diseños de aviones y programas de desarrollo dirigidos a las aerolíneas regionales porque los pasajeros los ven como demasiado pequeños, ruidosos e incómodos.

«Nuestra propuesta será un turbohélice tipo jet, con la única diferencia de que utilizará entre un 20% a 40% menos de combustible y emitirá hasta un 40% menos de carbono, por lo que será un avión importante si llegamos a lanzarlo». Dijo Affonso.

El turbohélice montado en el motor trasero fue uno de varios diseños de próxima generación discutidos por Affonso, incluido un concepto de avión de transporte militar eléctrico llamado STOUT y un avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) que Embraer tiene como objetivo para su primer vuelo alrededor de 2025.

Finalmente y sobre los resultados, Embraer reportó un ingreso neto en el segundo trimestre de 40.5 millones de dólares en su primer trimestre rentable desde el primer trimestre de 2018. La compañía también proporcionó su primera guía de entrega desde el inicio de la pandemia y espera entregar de 40 a 45 aviones comerciales y de 90 a 95 jets ejecutivos para este 2021.