Vortexx
Corporativo

KC-46A Pegasus realiza primer contacto con avión B-2A Spirit

La Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) ha informado, que durante las pruebas de la llamada «Fase III» un avión KC-46A Pegasus, logró por primera vez realizar un contacto con un bombardero estratégico B-2A Spirit.

El primer avión KC-46A fue recibido por la USAF a inicios del presente año y desde entonces el Global Reach Combined Test Force y el 418th Flight Test Squadron han estado involucrados en el programa de pruebas de desarrollo del KC-46A

«Las pruebas con el B-2 fueron muy importantes para nosotros. Es el primer avión que tiene un esquema de pintura tan oscuro y ocupa una gran parte de la pantalla del Sistema de Visión Remoto (RVS). Todos estábamos realmente interesados ​​en ver cómo reaccionaría el RVS con el B-2 «. indicó Jamie Smith, ingeniero del 418th FLTS.

El KC-46A hasta la fecha ha logrado conectarse exitosamente con dos de los tres bombarderos estrategicos en el inventario de la USAF. Previamente, el KC-46A logró realizar contacto con un B-52. El Global Reach CTF está trabajando con el 419th FLTS, que está a cargo de la flota de bombarderos 412th Test Wing.

«Este fue el primer vuelo de este tipo para estas dos aeronaves», dijo el comandante Matthew Gray, piloto de pruebas del 419th FLTS y comandante de vuelo. «Nunca antes se había reabastecido de combustible un B-2 detrás del KC-46 y, como tal, probamos influencias aerodinámicas únicas al mismo tiempo que probamos las capacidades del sistema».

Gray indicó que la misión presentó desafíos únicos e importantes datos de ingeniería. Los datos recopilados a partir del emparejamiento durante la fase de pruebas de desarrollo impactarán en cómo funciona el KC-46 en un futuro cercano. Los ingenieros están buscando información relacionada con las características de vuelo, así como otros datos.

Estamos buscando datos como el efecto de la onda de proa del tanquero en el receptor y cómo afecta las cualidades de manejo del receptor, las cualidades de manejo del Boom, si las indicaciones visuales de referencia son satisfactorias para ambas tripulaciones, si las dos aeronaves son compatibles mecánicamente: no hay atascamiento de la boquilla durante los contactos, si los sistemas de combustible son compatibles entre sí», dijo Smith.

«El diseño del ala volante del B-2 plantea desafíos únicos a las cualidades de vuelo y manejo del par de cisterna-receptor», dijo Gray. “El Up-wash ascendente en el borde delantero del ala volante es dinámico en comparación con la onda de proa en la nariz de un avión receptor convencional. «Este entorno dinámico de flujo de aire cerca del estabilizador horizontal del tanquero es algo que buscamos comprender y caracterizar en todas las misiones de prueba».

Para mitigar los peligros inherentes de la misión, los equipos de los escuadrones 418 y 419 consideraron la seguridad como algo primordial. Ambos equipos pudieron comunicar abiertamente las inquietudes de seguridad entre ellos, dijo el Mayor Dan Welch, piloto de prueba 419th FLTS,  «comenzó con una planificación profunda de la seguridad y el uso de una prueba bien pensada para garantizar la seguridad de la tripulación aérea y los activos estratégicos y fomentar una cultura en la que todos se sientan cómodos hablando si se presenta un problema de seguridad «.