Vortexx
Destacados Industria Transporte

La niebla del covid-19 augura una proyección conservadora para el grupo Airbus

La incertidumbre no se disipa para el sector aeroespacial que en el caso de Airbus, prevé un recuperación total entre 2023 y 2025 con una tasa de entrega de aeronaves para 2021 con pocas variaciones respecto del año pasado.

El CEO de Airbus, Guillaume Faury, advirtió que la industria aún enfrenta múltiples incertidumbres. Haciendo hincapié en que incluso la recuperación anticipada a mediano plazo depende de «la evolución de la pandemia, pero también de las reacciones y decisiones de los gobiernos sobre las restricciones de viaje y la restauración de la libertad», añadiendo que «tenemos que seguir siendo humildes y resistentes a proteger nuestra posición competitiva «.

El mayor grupo aeronáutico europeo, publico los ingresos consolidados en los negocios de aviación comercial, defensa, seguridad y espacio, donde se reflejo una caída de un 29% a 49.900 millones de euros (60.200 millones de dólares). Con utilidades por 1.700 millones de euro (2.062 millones de dolares) una cuarta parte en comparación con 2019.

Teniendo en cuenta 115 cancelaciones, se registró 268 pedidos de aviones nuevos (en comparación con 768 en 2019). La cartera de pedidos comercial de Airbus es de 7.184 aviones y, debido a múltiples factores, incluido un dólar estadounidense más débil, el valor de estos es alrededor de un 10 por ciento menos que los niveles anteriores a la pandemia.

Paralelamente la división de aviones militares de Airbus tuvo un mejor desempeño, lo que ha contribuido a absorber de alguna manera los embates del descenso del área de aviones comerciales, registrando un aumento de un 39% en las ventas gracias a contratos clave como la venta de 38 nuevos Eurofighter Typhoon a Alemania.

Por otra parte Airbus Helicopters tuvo un descenso de un 10% en las entregas, llegando a unas 300 unidades. Sin embargo, tuvo un aumento en los ingresos de un 4% las ventas en relación a 2019 amparado principalmente en los negocios gubernamentales y militares.

Faury señaló que el mercado del transporte aéreo está mostrando signos más fuertes y tempranos de recuperación en algunas partes del mundo, pero ciertamente no en Europa, donde las cuarentenas y las estrictas restricciones de movimiento hacen que sea muy difícil para los pasajeros planificar sus viajes. “Entregaremos aviones en base a un acuerdo con los clientes, monitoreando sus situaciones caso por caso”, dijo.

El equipo directivo de Airbus también intensificará los esfuerzos para hacer que su infraestructura y procesos de fabricación sean más rentables y sostenibles. Faury habló del potencial de «simplificación» del «complejo sistema industrial» del grupo, pero minimizó repetidamente las sugerencias de que esto podría significar trasladar la producción de sus fábricas europeas de costo relativamente alto a regiones como Asia.