Vortexx
Defensa Destacados Helicópteros

La solicitud de propuesta del FLRAA será lanzada en los próximos meses

El programa Future Long-Range Assault Aircraft (FLRAA) del Ejército de Estados Unidos (US. Army) que busca reemplazar la numerosa flota de UH-60 Black Hawk, para tener nuevas capacidades respecto a velocidad, carga, radio de acción y conectividad con los sistemas más modernos en donde compiten Bell y Boeing-Sikorsky, presentará la solicitud de propuesta para este verano boreal.

Los preparativos para ir con las propuestas oficiales de parte de los fabricantes para la futura aeronave, se vienen trabajando con especial velocidad debido al tamaño del programa en el cual, el US Army debe seleccionar el Bell V-280 Valor o Boeing-Sikorsky Defiant-X, basados en los requerimientos expuestos en una larga fase de publicaciones, entre las que destaca el último borrador de solicitud de propuesta (RFP) a fines del año pasado.

Boeing y Sikorsky, presentaron en enero una actualización de la propuesta del SB-1 Defiant, designada como Defiant-X. Boeing-Sikorsky

“Hemos recibido una gran cantidad de comentarios y opiniones excelentes sobre ese borrador de RFP de parte de la industria y de otras partes interesadas del gobierno”, dijo el Coronel David Phillips, jefe del proyecto FLRAA. «Hemos incorporado muchos de esos comentarios y realmente ahora estamos mirando hacia este verano para lanzar esa RFP».

Ambos programas han atravesado una serie de estudios sobre competitividad, demostraciones de velocidad, vuelo y operaciones y deducción de riesgos, dijo Phillips durante una breve conferencia con periodistas, mientras que recalco que a finales de marzo, el US Army dio contratos de fase 2 a ambos equipos para los programas.

Junto a ello, expreso la intención del mando central de acelerar el FLRAA y seguir optimizando los diseños para adjudicar el contrato para el próximo verano, es decir en 2022. Una vez seleccionada la aeronave, el US Army saltará de inmediato al desarrollo de ingeniería y fabricación.

El Coronel Phillips dijo que la RFP final probablemente no tendrá cambios importantes en relación con el borrador de la RFP. “Realmente tratamos de analizar toda esa retroalimentación para asegurarnos de que entendemos el contexto, agregamos claridad adicional donde necesitábamos y agregamos el nivel correcto de rigor en el proceso”, añadió.

 

Foto portada: Bell Flight