Vortexx
Aerolíneas Destacados Transporte

Lufthansa retirará de las operaciones su flota de Airbus A380 y Boeing 747

El grupo Lufthansa ha dado las duras cifras durante el reporte de este lunes encabezado por su CEO, Carsten Spohr, en donde se han conocido los números de la operaciones carguera, las perdidas del ejercicio 2020 y la reestructuración de cara al mediano plazo que comprende, entre otras medidas la desactivación de su flota de cuatrimotores.

El conglomerado con base en Colonia, que posee activos en aerolíneas como Austrian Airlines, Brussels Airlines y Swiss International Air Lines, informó que terminó el 2020 con una pérdida neta de 6.7 mil millones de euros (8.070 millones de dólares). Los ingresos del grupo cayeron de 36.400 millones de euros (43.800 millones de dólares) respecto al año anterior a 13.600 millones de euros (16.300 millones de dólares). Para el cuarto trimestre de 2020, el Grupo Lufthansa gasto 300 millones de euros (361,6 millones de dólares) de efectivo por mes. Un trimestre antes, el grupo utilizaba 206 millones de euros (248,2 millones de dólares) de sus reservas de efectivo en el ejercicio mensual.

Sin embargo, a pesar de las difíciles cifras experimentas por la compañía, el transporte de insumos sanitarios y soluciones de biotecnología le dieron números record al desempeño de Lufthansa Cargo, realizando una «una contribución positiva a las ganancias, reportando resultados excepcionales» según el máximo ejecutivo de la compañía. Si bien la capacidad en la división de carga se redujo en un 39% debido a las aeronaves de pasajeros que tuvieron que se puestas en tierra, perdiendo por consiguiente la capacidad de carga de vientre «belly», el factor de carga promedio se registró en 69,6% que en comparación con el año anterior aumentó un 8,2%. dando números finales de rendimiento de 54,6%.

Recortes y ventas de aviones

Al comienzo de la crisis del COVID-19, Lufthansa se apresuró a retirar y eliminar gradualmente las aeronaves más antiguas, con miras a continuar la misión de recorte de flota, así como cerrar negocios subsidiarios que no coincidan con el factor de ganancias principal de la aerolínea.

En general, las aerolíneas del grupo están preparadas para desplegar hasta el 70% de su capacidad en comparación con las cifras previas a la crisis, en el corto plazo. Lufthansa prevé que volverá al 90% de los niveles de capacidad previos al COVID-19 para 2025. «Se espera que se generen flujos operativos positivos cuando la capacidad en oferta supere el 50%», se lee además en las perspectivas del grupo de aerolíneas, que la capacidad para fines del año en curso estará entre el 40 y el 50% respecto a los números de 2019.

Alrededor de 350 aviones del grupo se colocaron en almacenamiento temporal a finales de 2020, manteniendo su capacidad técnica. Según Lufthansa, esto «garantizará la pronta reintegración de la aeronave en la flota operativa, si es necesario, para mantener la flexibilidad». Mientras tanto, 150 aviones fueron retirados definitivamente.

“A corto plazo, se hará un compromiso de desplegar los aviones más eficientes para dar servicio a la red de rutas actuales, en particular, los nuevos B777-300ER, así como los aviones de la familia A350-900 y A320neo”, comentó la aerolínea en su reporte anual.

En cuanto a la llegada de nuevos aviones a las aerolíneas, Lufthansa tenía un pedido de 177 y 102 opciones. En 2021, se entregarán 12 aviones (un Airbus A220 y 11 de la familia Airbus A320neo) al grupo, mientras que a partir de 2022 Boeing entregará el 787 Dreamliner; a partir de un año después, se prevé que aviones  A350 adicionales se integren a las filas mientras que su primer Boeing 777X lo hará también para entonces.

El grupo también destacó el hecho de que a mas tardar en 2025, el número de diferentes tipos de cabina en la flota de largo alcance pasará de 14 a ocho, incluida la eliminación del Airbus A340, A380 y el Boeing 747 de la flota.

Si bien eso indicaría que los A380 están oficialmente retirados, profundizar en los resultados financieros hace que sea menos seguro que se hayan ido para siempre. Al enumerar sus tipos de flotas actuales, Lufthansa señala que todavía cuenta con 14 A380, aunque seis están programados para su retiro. Los otros ocho todavía figuran cómo «temporalmente fuera de servicio».

Si bien el retiro del superjumbo sigue sin confirmarse, la aerolínea señala que los A380 permanecerán en este estado temporal de retiro durante varios años, afirmando que “Las subflotas A340-600 y los ocho A380 restantes después de la venta acordada de seis aviones en 2022 y 2023 han sido completamente desmantelados durante varios años. También se tomó la decisión de vender inmediatamente aviones individuales, en particular siete A340-600, cinco Boeing 747-400 y posiblemente 40 aviones de la familia Airbus A320 ”.