Vortexx
Aerolíneas Aeropuertos Industria Transporte

Preocupación por nueva variante del Covid-19 restringe vuelos desde y hacia el Reino Unido

Las aerolíneas se han ajustado a las medidas tomadas por varios países respecto a los vuelos desde el Reino Unido después de que el primer ministro Boris Johnson, advirtiera el sábado que se descubrió una nueva variante más contagiosa del virus Covid-19 en partes de Inglaterra, incluido Londres.

Desde este domingo 20 de diciembre, Holanda sería el primer país en detener los vuelos hacia Gran Bretaña como consecuencia de la nueva cepa de coronavirus anunciada de manera publica por Londres, a esto se sumo incluidos Alemania, Italia, Letonia e Irlanda en Europa, que apresuraron a seguir su ejemplo e impusieron sus propias restricciones a los viajes desde el Reino Unido, lo que llevó a la presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea (UE) a convocar una reunión urgente este pasado lunes para los estados miembros.

El tema central, discutir un enfoque coordinado sobre la respuesta a la variante de coronavirus recientemente identificada en el Reino Unido.La prohibición temporal de viajar dará tiempo para acordar un protocolo sanitario europeo armonizado, afirmó el ministro de Transporte francés, Jean-Baptiste Djebbari.

Por otra parte, las autoridades de varios países no europeos, incluidos Argentina, Colombia, Chile, Canadá, Hong Kong, India, Israel, Jordania, Kuwait, Marruecos, Rusia y Turquía, decidieron detener los vuelos comerciales de pasajeros desde y hacia el Reino Unido en un esfuerzo por detener la propagación del variante de coronavirus recién descubierta.

La interrupción en los viajes entre el Reino Unido y la UE se produce en tiempos que ambas partes todavía están lidiando los difíciles acuerdos comerciales que regirán al Brexit. El Reino Unido abandonó el bloque el 31 de enero, pero aún sigue las reglas de la UE.

El fin de la medida transitoria concluirá el  31 de diciembre, cuando el Reino Unido salga del mercado interior y la unión aduanera de la UE. La Comisión Europea propuso a principios de este mes un conjunto de medidas de contingencia temporales sobre la seguridad de la aviación y la conectividad aérea para garantizar que los vuelos puedan continuar hasta el 30 de junio de 2021, aunque los operadores del Reino Unido perderán su derecho a operar vuelos entre aeropuertos de la UE.