Vortexx
Destacados

Un híbrido entre el F-22 y F-35 podría ser una alternativa para la USAF

Desprendido del proyecto para Japón en donde Lockheed Martin trabaja en un avión de combate de quinta generación, aparentemente híbrido entre el F-22 Raptor y F-35 Lightning II, podría ser un potencial caza para el futuro de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos

A pesar de la declinación de Lockheed de hablar sobre este proyecto, es oficial el trabajo sobre una propuesta para Japón de un caza bombardero ideado sobre la base de ocupar tanto el conocimiento del desarrollo del Raptor como el del Lightning II, en un avión de quinta generación -o sexta- para aumentar su poder aéreo unitariamente sobre la base de una superioridad tanto regional como respecto a su flota de cerca de 200 F-15J.

Tomando en cuenta los continuos desarrollos en la vecina China, donde el Chengdu J-20 va sumando vuelos de pruebas y posibles adelantos, en tanto la planta motriz propia sigue sin ver la luz. Sumado a los Sukhoi Su-57 rusos que dan señales -aunque débiles- de ir en el camino correcto para su entrada en servicio en el próximo decenio, Japón se encuentra obligado a incluir junto con la entrada en servicio de los F-35A a la JASDF, una nueva capacidad que se asimile a la del Raptor con un cerebro más parecido al Lightning II.

El nuevo sistema de defensa de Estados Unidos, incluye una mejora en los F-22 y un reemplazo para estos en el contexto de mantener la vanguardia aérea. Si bien Boeing sigue la senda de mejorar los F-15 y F-18E/F en operaciones de menor riesgo industrial, argumentado que en escenarios complejos el trabajo conjunto entre aviones de cuarta generación avanzada y quinta generación operaria con superioridad ante cualquier enemigo visible, hay expertos militares que argumentan lo contrarío, dando espacio a la necesidad de la USAF por auspiciar un buen resultado de la experiencia de Lockheed Martin en Japón para ser sumado a su capacidad.

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchPortugueseRussianSpanish