Vortexx
Destacados Industria Transporte

Utilizando combustible de aviación sostenible en un Trent 1000, Rolls-Royce realiza exitosa prueba en vuelo

El fabricante de motores britanico uso Combustible de Aviación Sostenible (SAF) en su Boeing 747 de pruebas, esta vez el Rolls-Royce Trent 1000 montado en la posición número dos sobre los cielos de Estados Unidos.

El Jumbo Jet con las distintivas «doble R» en su cola, despego sus ruedas desde el Aeropuerto Internacional de Tucson en Arizona, pasando por Nuevo México y Texas, con un motor Trent 1000 alimentado completamente con SAF sin mezclar, mientras que los tres motores RB211 restantes funcionaban con combustible de avión estándar, acumulando tres horas y 54 minutos de vuelo.

Las pruebas realizadas en asociación con Boeing y el productor de SAF, World Energy, concluyeron que no se presentan problemas en el correcto funcionamiento, mientras que las revisiones posteriores tampoco enseñaron desperfectos.

La validación de esta prueba, se suma a los datos recopilados durante ensayos similares utilizando los motores Trent XWB y Pearl de Rolls-Royce. Si bien pidió más ambición y colaboración en todo el sector de la aviación y los gobiernos para garantizar que la aviación de largo alcance cumpla con los objetivos establecidos por la Carrera a Cero de las Naciones Unidas, la semana pasada la compañía confirmó sus planes para hacer que todos sus motores Trent sean compatibles con 100% SAF para 2023.

Rolls-Royce llevó a cabo el vuelo en colaboración con Boeing, que brindó soporte técnico y supervisión sobre las modificaciones de la aeronave y aseguró que los sistemas de la aeronave funcionarían como se esperaba con un 100 por ciento de seguridad. World Energy proporcionó el combustible bajo en carbono para el vuelo.

La Comisión Europea ha propuesto lo que llama ReFuelEU Aviation, que exigiría la incorporación de suministros SAF en los aeropuertos de la UE y aumentaría el suministro al 63 por ciento para 2050.

“Creemos en los viajes aéreos como una fuerza para el bien cultural, pero también reconocemos la necesidad de tomar medidas para descarbonizar nuestra industria”, dijo el director de desarrollo de productos y tecnología de Rolls-Royce, Simon Burr. «Este vuelo es otro ejemplo de colaboración en toda la cadena de valor para garantizar que todas las soluciones de tecnología aeronáutica estén en su lugar para permitir una introducción sin problemas del 100% SAF en nuestra industria».